Escena de un tren en India. Foto de Israel Gutier.

Delhi y la vida que se queda atrás

Episodio 1

Bruno Lakkika

Llegué a las 2 de la madrugada de un frío 22 de enero a Delhi. Mala hora si tu objetivo es iniciar un viaje alrededor del mundo durante 1 año gastando lo menos posible.

Atrás dejaba familia y amigos, una vida cómoda con todas mis necesidades básicas -y no tan básicas- cubiertas, miles de euros en cursos, estudios y sobre todo mucho sacrificio por conseguir salir adelante en una profesión que ya no me gustaba a pesar de que cubría perfectamente todas estas necesidades, y con la que además, podía ayudar a la gente.

Lo dejé todo porque me hervía la sangre por conocer.

Ya había viajado anteriormente los típicos 15 días o tres semanas durante las vacaciones. Pero lo que yo buscaba vendría ahora. Ahora podría viajar a mi ritmo, quedarme más días en un sitio que me gustase y salir pitando de aquél que no me diese buen rollo, parar en el camino y cambiar de dirección por los consejos de un viajero desconocido, desmantelar totalmente mis planes (si los tenía) y elegir un destino inesperado, sortear los problemas que fuesen surgiendo, disfrutar de la gente de los pueblos que visitaba, de los compañeros de viaje que fuese encontrando y sobre todo, disfrutar de la soledad.

 En definitiva, vivir viajando sin preocuparme por nada más que ser feliz.

Un comerciante en India. Foto de Israel Gutier

No quería encontrarme a mí mismo ni conocerme mejor, no iba buscando la espiritualidad de India, aunque me considero una persona espiritual y tenía muchas ganas de ir al vecino Nepal como si el país de los templos budistas fuese a descubrirme algo. Simplemente quería vivir una experiencia distinta y despojarme de lo que hasta ahora me parecía imprescindible. Pero no os voy a mentir, llevo conmigo un portátil cargado de películas, un móvil lleno de música y libros, medicinas, ropa y un par de tarjetas con dinero ahorrado. No era el típico viaje iniciático que me iba a abrir la mente y a hacer que descubriese el sentido de la vida.

También tenía miedo. O intriga. O incertidumbre. No sé qué era, pero reconozco que en mi cuerpo había una sensación rara, como cuando fui por primera (y última) vez a comprar droga con mi amigo Jimmy a un «barrio marginal». Dejar todo atrás y salir con una mochila a la espalda y el billete de ida a un país en el que nunca había estado antes -y encima a un país, India, que se intuye complicado- puede ser difícil, y más cuando sabes que no hay opción de volver por miedo a perder la confianza en ti mismo y por ver cómo tu sueño se ha convertido en fracaso.

 El viaje debía ser un camino siempre hacia adelante.

Escena de un tren en India. Foto de israel Gutier

Hacía frío en la salida del aeropuerto. 4 grados en la capital de India, país con más de 1.000 millones de habitantes que tantas imágenes guardaba mi cabeza gracias a documentales, libros y noticias que habían llegado hasta ella por diferentes medios. Pero no había nadie esperándome fuera.

Tras conseguir algo de dinero en un cajero y mientras andaba un poco despistado de un sitio a otro, oí «hello Sir». Me había convertido en objeto de la mafia del transporte de personas de la que ya hablaré más adelante. Un amable conductor me preguntó dónde iba, «a Paharganj» le contesté yo como si hubiera estado más veces allí. «Ok Sir, go». Y ante mi única opción, pues no había autobuses y los «taxis oficiales» no me querían llevar cuando el amable conductor hablaba con ellos, negocié un precio que me pareció justo aunque muy caro, pues nada más poner un pie en el país del color rompía mi presupuesto diario de 10-20 euros, y nos dirigimos completamente a oscuras camino de la descomunal Delhi.

 El viaje había empezado en mi cabeza mucho antes. Ahora comenzaba mi camino.

ESCRITO POR:
Bruno Lakkika

Escritor, periodista y viajero que consiguió llevar a cabo el sueño de muchos de nosotros: vivir viajando.

Más artículos de Bruno Lakkika:

Jaisalmer: Desierto, camellos y dinero

En las puertas del desierto se encuentra Jaisalmer -EPISODIO 6-

El Rajastán: Un templo conquistado por las ratas y una ciudad de oro

Viajando por Rajastán: El templo de las ratas y el tren en India -EPISODIO 5-

Delhi de noche

La noche en Delhi es una historia de otro de otro mundo. -EPISODIO 4-

Paharganj, el barrio del que quizá quieras huir

Primer día de mi viaje en solitario alrededor del mundo -EPISODIO 3-

Una contrariada primera impresión

Una primera noche en Delhi que no sale en las películas -EPISODIO 2-

Delhi y la vida que se queda atrás

Delhi y la vida que se queda atrás -EPISODIO 1-

Una semana en el motor de un autobús

Soy un privilegiado que recorre el mundo a solas. Pero no es oro todo lo que reluce -EPISODIO 0-

La Ruta de la Seda II: Turkmenistán

Turkmenistán, conoce el país de la Puerta del Infierno.

Jaisalmer: Desierto, camellos y dinero

En las puertas del desierto se encuentra Jaisalmer -EPISODIO 6-

Ruta de la seda: Uzbekistán

Descubre Uzbekistán como parte de la Ruta de la Seda. Un país por explorar.

El Rajastán: Un templo conquistado por las ratas y una ciudad de oro

Viajando por Rajastán: El templo de las ratas y el tren en India -EPISODIO 5-

Maha Shivaratri. La viva ciudad de los muertos

Cada año millones de personas celebran Maha Shivaratri. Ven con nosotros a Varanasi y descubre en qué consiste esta celebración.

Delhi de noche

La noche en Delhi es una historia de otro de otro mundo. -EPISODIO 4-

Paharganj, el barrio del que quizá quieras huir

Primer día de mi viaje en solitario alrededor del mundo -EPISODIO 3-

Viajar a Omán, la joya desconocida de Arabia

Un viaje a la joya desconocida de la península arábiga: Omán.

Una contrariada primera impresión

Una primera noche en Delhi que no sale en las películas -EPISODIO 2-

Delhi y la vida que se queda atrás

Delhi y la vida que se queda atrás -EPISODIO 1-

¿Se puede llevar trípode en el avión?

Resolvemos las dudas acerca de llevar un trípode como equipaje de mano en el avión.

¿Qué equipo fotográfico llevar en un viaje?

¿Crees que es necesario llevar todo tu equipo fotográfico cuando viajas? Echa un vistazo aquí.

¿Cuáles son las mejores cámaras para viajar?

Analizamos las características que debería tener la cámara que elijas para llevar en tus viajes en este 2020.

La hora dorada y la hora azul

Descubre la hora dorada y la hora azul. La mejor luz para la fotografía.

Regalos para fotógrafos

¿Buscas un regalo para fotógrafos y no sabes por dónde empezar? Echa un vistazo a este listado de los mejores regalos para fotógrafos disponibles en la red.

Editar fotografías

Te enseñamos a editar tus fotografías de una manera fácil y sencilla. Primeros pasos.

Los mejores objetivos para llevar en un viaje

Descubre cuáles son los mejores objetivos fotográficos para llevar de viaje.

Construcciones históricas antes y después

Descubre el antes y después de 7 construcciones históricas