ETIOPÍA

Aquí empezó todo

ETIOPÍA, CUNA DE LA CIVILIZACIÓN

equipo: angular, retrato, zoom
visado: visa on arrival españoles
presupuesto: 25€ – 200€ día
vacunas: no obligatorias*

Por libre pero mejor con guía. Etiopía te dejará fascinado

Etiopía evoca en nuestro imaginario muchas ideas o hechos históricos de gran envergadura, es la tierra donde empezó todo, donde se encontró el primer esqueleto de lo que viene a ser la especie animal “hombre” (Lucy). Es donde el Reino de Saba, donde las iglesias ortodoxas excavadas en las rocas y donde todavía se vive de manera ancestral como hace milenios.

Etiopía es un país que merece varias visitas o una pero muy extensa, es un país donde no hay trozo de tierra que no valga la pena ver, de norte a sur, de este a oeste, es uno de los países mas completos a nivel de fenómenos geológicos, climáticos, culturales y humanos. Etiopia es un cuadro donde muestra la humanidad en toda su pureza y en toda su crueldad. Un destino que te hace reír, jugar, llorar, sorprenderte y sobre todo, cuestionarte. Solo el que pisa Etiopia sabe de lo que hablo.

Mi viaje fue concentrado en 7 dias en Omo Valley, en el sur del país. Omo está habitado por 50 diferentes tribus que viven como en los tiempos ancestrales. Siguen manteniendo su modus vivendi, sus tradiciones y costumbres. No hay electricidad, ni agua potable…ni nada que se le parezca.

Visitamos unas 7 tribus: Hamer, Mursi, Suri, Tsemay, Nyangatom, Karo, Dassanech. Todas ellas con diferentes características, atuendos y organización. Tres tribus nos recibieron en su poblado donde pudimos acampar con ellos e interactuar de una manera más natural y sin presiones de sesiones fotográficas. Muchos de los tours ofrecidos son para ir en 4×4 , llegar al poblado, bajarse del coche, tomar fotos y pagar por ello, subirse al coche, y adiós. Nosotros tuvimos la gran suerte de tener un guía proveniente de la tribu Hamer, con lo que hablaba los dialectos, conocía los capos de las tribus y tenía la suficiente confianza para que sus clientes pudieran acampar cerca de sus casas, donde los niños interactuaban con los viajeros de una manera mas real y pura. Por supuesto que hay sesiones fotográficas, y por supuesto que hay pago por ello, hoy en día nada es gratis.

  • Actividades 100% 100%
  • Comida 50% 50%
  • Descanso 70% 70%
  • Seguridad 70% 70%

Por supuesto que hay sesiones fotográficas , y por supuesto que hay pago por ello, hoy en día nada es gratis

A parte de la controversia que esto pueda conllevar, yo quiero enfocarme mas en la experiencia en sí. En cómo viví aquellos siete días irreales, con sólo dos duchas en el cuerpo a base de cazuelas, comida cocinada en un pequeño fogón por un gran chef etíope (sus sopas eran puras obras maestras teniendo en cuenta que cocinaba a oscuras y sin recursos a penas) y sabían a gloria después de horas en carreteras, por así llamarlas, y de caminar.

La accesibilidad a según qué poblados no es nada fácil ya que se encuentran en lugares remotos, donde las carreteras brillan por su ausencia y quedarse embarrancado es lo mas fácil que puede pasar (y pasó), los mosquitos atacan y algunos con malaria…visto este cuadro puede parecer nada atractivo Omo Valley, pero creedme, fue una de las mejores experiencias de mi vida.

Llevo más de 70 países a mis espaldas…algo tendrá que ciertamente me haga evocar ese viaje como de lo mejor que he vivido como viajera y fotógrafa. Quizá fuese la todavía pureza de los niños, su espontaneidad, su poca vergüenza, su naturalidad y esa desfachatez con la que se acercan para que juegues con ellos. Quizá fue cómo las mujeres manejan la maternidad sin miedo, natural, como si cargar a un bebe en tus espaldas mientras recoges agua fuera lo mas simple de este planeta, quizá porque a pesar de la falta de recursos no fuera inconveniente, porque no conocen otra cosa.

Nuca me ha gustado la típica tópica reflexión: a pesar de ser pobres son felices. No, eso no es cierto. No son pobres, son ricos en muchas maneras, muy distinta a la nuestra. 

CONOCE ETIOPÍA

Disfruta de un corto vídeo donde podrás descubrir desde casa diferentes partes y formas de vida de este impresionante páis.

GASTRO

1. Injera

Un pan de harina de tef  fermentada sobre el que se sirven platos estofados de verdura y carne picantes, algo agrio pero sin duda diferente.

2. Kifto

Carne picada de ternera, cruda o muy poco hecha, maridada con una especie de pimentón picante, mezclado con cardamomo y otros condimentos. Aquí podrás usar una cuchara.

3. Come con las manos

Al igual que en otros muchos países, las manos serán tus cubiertos. Una forma de saborear más los ingredientes. Ah, ¡no olvides tomar café!

OMO VALLEY

 Las tribus Muris, Karo y Hamer, esperan tu visita. No sólo descubrirás sus ancestrales costumbres y forma de vida, también te sentirás como un fotógrafo famoso al que todo el mundo quiere que le fotografíe. Eso sí, pagando. Obviando esto, el choque de cuturas es tan grande que te dejará fascinado por un tiempo.

LALIBELA

Este pueblo que hasta hace poco se encontraba incomunicado, tiene uno de los conjuntos arquitectónicos más impresionantes del mundo: Una docena de iglesias talladas en un bloque único bajo el nivel del suelo.

Todavía nos preguntamos cómo puede ser posible. 

DANAKIL

El desierto de Danakil es uno de los puntos más calientes del planeta con temperaturas diurnas que superan los 40 grados centígrados.

Sus increíbles formaciones de sulfuro, sal y azufre, dan forma a esta parte de la tierra como si de otro planeta se tratara con sus colores blancos, amarillos, verdes y naranjas.

GALERÍA DE FOTOS

– Cómo llegar a Etiopía

Hay varios vuelos a Addis Abeba, recomendamos Ethiopian Airlines. Moverse por allí es fácil, hay compañías de autobuses, vuelos internos y transporte privado. Eso sí, el transporte en autobús es es una aventura. No te recomendamos cogerlo «si sufres de estrés».

– VISADO

El visado para españoles se puede realizar online o bien on arrival a la llegada al aeropuerto. Su precio 50 dólares, si lleváis euros, el precio será de 50 euros. Duración, 30 días o 70 dólares para 60 días.

– VACUNAS

No existen vacunas obligatorias para visitar Etiopía salvo si procedes de algún país donde la vacuna de la fiebre amarilla sea obligatoria.

Como siempre que se visitan países tropicales, en desarrollo o donde las condiciones de salubridad no siempre son las mejores, aconsejamos tener al día la vacuna del tétanos, fiebres tifoideas, hepatitis A+B y cólera. 

– CUÁL ES LA MEJOR ÉPOCA DEL AÑO PARA VIAJAR A ETIOPÍA

Etiopía se puede visitar en cualquier época del año, aunque sinceramente, los meses de verano son los peores por el calor que hace en gran parte del país.

La mejor época para viajar al sur de Etiopía es de octubre a marzo (esta zona tiene una época de lluvias más larga y con éstas algunas pistas quedan impracticables).

De septiembre a mayo es cuando aconsejamos viajar al este de Etiopía así como también al oeste y a Addis Abeba, para evitar así el fuerte calor.

Los meses de septiembre y octubre son los que ofrecen unos paisajes especialmente bonitos ya que tras finalizar la época de lluvias (entre junio y octubre), el país se cubre de un manto de flores de miles de colores que aportan una belleza extrema al ya de por sí maravilloso paisaje.

– Dónde dormir en Etiopía

La reserva de alojamiento a través de plataformas de reservas hoteleras o casas privadas es fácil. Aunque si vas con un guía todo es más fácil y cómodo.

En zonas turísticas podrás encontrar hoteles con estándares de calidad europeos, más caros eso sí. También podrás compartir habitación.

Una vez estés allí, es fácil conseguir habitación visitando diferentes alojamientos, comprueba antes de pagar, si es condición para tu reserva, que el wifi y el agua caliente funcionan correctamente.

– Dónde comer en Etiopía

La oferta gastronómica en Etiopía pasa por platos típicos etíopes en restaurantes humildes o sofisticados según la zona, hasta comida occidental en aquellos lugares más pensados para el turista que no quiere o no puede probar la comida del país. También hay mercados donde comprar deliciosa fruta.

Precio comedido.

– Algún consejo

No te preocupes cuando tus «modelos» se «peleen» entre ellos por salir en tu foto. Es un sobresueldo que consiguen gracias a lo fotogénica que es su imagen.

Comer con la mano no es mala educación. Suéltate y disfruta.

Prepara el viaje y si tienes dudas contrata los servicios de guías. Sin duda te enseñarán los puntos más importantes desde una perspectiva local.