¿CUÁL ES LA MEJOR CÁMARA PARA VIAJAR? 2019

Este es el principal punto de controversia en la fotografía de viajes, saber cuál es la mejor cámara para viajar en 2019 dentro de todas las cámaras de fotografía de viaje existentes. Podríamos escribir un artículo en diferentes entregas debido a su extensión y no llegaríamos a una conclusión. No existe una cámara de fotos para viajar mejor que las demás, existirá -en su caso- una cámara de fotografía que dentro de sus características sea la mejor para las necesidades de tu viaje respecto a otras.

Siguiendo la máxima del viajero rápido y ágil que prefiere no facturar y llevar el mínimo peso en la mochila, la mejor cámara para viajar que puedes llevar es tu móvil.

Si quieres fotografías para compartir con los amigos o los followers de tus redes sociales, la cámara del móvil será tu mejor aliada. Seguramente tendrás un smartphone más que decente cuyas fotografías se ven perfectas en pantallas de 5″ y 6″ y más aún con los filtros que te proporcionan esas redes sociales o el propio móvil. Estudia un poco acerca de composición fotográfica, echa un vistazo a las fotografías de varios fotógrafos y trata de copiar su estilo o mejor aún, crea el tuyo propio. Piensa que con una cámara de fotos tendrás que pasar las fotos que hagas al ordenador o a tu móvil y luego compartirlas, eso siempre que no dispares en RAW (lo cual sería lo aconsejable) y tengas que editarlas después, con lo que perderás un tiempo que a lo mejor no te apetece perder.

Si por otra parte quieres sacar más calidad en la imagen, te gusta la fotografía o necesitas algo más para alcanzar tu objetivo como aficionado a la fotografía, o llegar a dedicarte a ello vendiendo tu trabajo a agencias, revistas o periódicos, tendrás que optar por una cámara réflex o una cámara sin espejo (mirrorless) de objetivos intercambiables que te ayudarán a saltar las limitaciones que lógicamente tiene el móvil.

Fotografía de Laia López con Canon Réflex Full Frame

¿Qué cámara de fotografía llevar en un viaje?

Para responder a la pregunta de cuál es la mejor cámara de fotos para viajar, deberíamos primero saber qué tipo de cámaras existen.

Las cámaras réflex (digital, no hablaremos aquí de cámaras analógicas de carrete), son las cámaras que utilizan un espejo que refleja la luz de la escena y la dirige al visor, mientras que las cámaras sin espejo o cámaras mirrorless son aquellas que no tienen espejo y el resto de componentes mecánicos relacionados con este y por ello serán más pequeñas y ligeras, al mismo tiempo que sus objetivos «pueden» ser más compactos y livianos. Por el contrario las cámaras réflex suelen tener mayor autonomía en las baterías y a día de hoy existe un gran mercado de cámaras y objetivos de segunda mano, y en mi opinión, cuentan con una mejor ergonomía.

Teniendo en cuenta esto, podríamos señalar que la mejor cámara de fotografía de viaje deberían ser las mirrorless ya que ocupan menos y son más ligeras, algo primordial para viajar, pero estas características no son concluyentes para muchas personas como por ejemplo es mi caso -de momento- que viajo con una cámara reflex full frame que pesa 1 kilo sin el objetivo.

Las cámaras compactas las descartamos en nuestros viajes aunque pueden ser muy buena opción para ti si quieres algo más que un móvil y que te pueda caber en el bolsillo. De hecho, te aconsejaremos algunas en nuestro listado de mejores cámaras para viajar 2109

Fotografía hecha con una cámara réflex aps-c. Israel Gutier

¿Cámara Full Frame, aps-c o micro 4/3?

Cuando una cámara es full frame, o sensor completo, nos indica que el sensor de la cámara tiene el tamaño natural de los filmes, mientras que los sensores APS-C ofrecen un sensor un poco mas pequeño y las cámaras m4/3 aún más pequeño.

Al ser mas grande, el sensor full frame ofrece una mayor área sensible que la que ofrecen los sensores APS-C y m4/3. Esto significa que los sensores ff son capaces de captar un área mayor de la escena fotografiada, y por tanto los sensores más pequeños  «acercan la imagen».

Con sensor aps-c, este factor de recorte se refiere al acercamiento que crea el sensor en el objetivo el cual será de 1.5 para cámaras Sony, Pentax, Fuji, Olympus y Nikon y 1.6 para Canon, y un x2 para las cámaras con sensor m4/3. En definitiva la focal del objetivo debe ser multiplicada por el factor de recorte y tendremos el acercamiento real del objetivo.

Un ejemplo: un objetivo en una cámara full frame de 50mm tendrá un campo de visión de 50mm mientras que en una cámara aps-c, un objetivo de 50mm ,seguirá siendo un objetivo de 50mm, pero tendrá un ángulo de visión de un objetivo de 75mm (resultado de multiplicar 50mm por el factor de recorte, 1.5 en Nikon por ejemplo y 1.6 en Canon).

Verás que esto es una ventaja si lo que buscas es hacer fotos desde lejos pues necesitarás objetivos de menor rango focal, pero hay más ventajas. Y por supuesto desventajas.

Ventajas y desventajas entre sensores full frame y aps-c

Nota: De micro 4/3 hablo más abajo, echa un vistazo primero a esto.

  • FULL FRAME

    De manera general las mayores ventajas de un sensor full frame son:

    – Mayor calidad de imagen

    – Menor ruido a ISO alto

    – Mayor rango dinámico

    – Mayor campo de visión con la misma focal

    Mientras que en las desventajas podríamos señalar de manera general:

    – Precio más elevado

    – Se necesitan objetivos específicos para full frame que son más caros

    – Posible mayor distorsión en los bordes

    – Mayor tamaño y peso

  • APS-C

    De manera general las mayores ventajas de un sensor aps-c son:

    – Cámaras más baratas

    – Objetivos más baratos donde te sirven también los objetivos  para full frame

    – Más acercamiento con la misma focal (ideal para fauna por ejemplo)

    – Menor tamaño y peso

    Mientras que en las desventajas podríamos señalar de manera general:

    – Menor calidad de imagen

    – Mayor ruido a ISO alto

    – Menor rango dinámico

    – Menor tamaño del pixel

CONCLUSIÓN: QUÉ CÁMARA DE FOTOGRAFÍA LLEVAR EN UN VIAJE

Tras estas breves explicaciones generales referentes a la cámara recomendada para viajar, podríamos concluir que lo más práctico es una cámara de fotografía sin espejo o mirrorless y con sensor aps-c, ya que son más pequeñas, más ligeras, más económicas y sus objetivos son también son más baratos y ligeros. Más pequeñas aún son las denominadas m4/3 (micro cuatro tercios), también sin espejo, proporción 4:3 (que hace las fotos un poco más cuadradas) y con factor de recorte x2 que se parecen a las cámaras compactas pero con mayor calidad que estas.

Actualmente estas cámaras m4/3 ofrecen una calidad excelente, tienes ciertas limitaciones o desventajas frente a sus competidoras como resolver situaciones de poca luz, la autonomía de sus baterías y el menor mercado de segunda mano. Por contra, su peso es menor, al igual que el de sus objetivos y el de su precio.

Ahora dependerá de ti elegir una u otra, te dejamos un listado al final del artículo con algunas opciones para comprar la cámara de fotos para viajar que más se adapte a ti.

En mi caso, de momento sigo con una reflex full frame de Nikon aunque pese más, ya que por un lado es a lo que estoy acostumbrado y por otro, ya sé la calidad que me va a dar su sensor y sus objetivos, la mínima para poder seguir colaborando con revistas de viaje y además con facilidad para encontrar recambios o servicios de reparación en muchísimos países.

Los puntos a favor respecto a mi elección son más importantes que los puntos en contra:

– La resistencia -aspecto muy importante en mis viajes-.

– El inmenso parque de objetivos de segunda mano y accesorios que puedes comprar mientras viajas si te roban o pierdes algo y la posibilidad de encontrar asistencia técnica en casi cualquier país del mundo.

– La duración de la batería.

Por supuesto no descarto pasarme a una cámar full frame sin espejo en el futuro y llevar una m4/3 como segundo cuerpo, incluso por qué no una cámara m4/3 como único cuperpo, pero todavía no he encontrado nada en el mercado que me haga lanzarme a ello, a pesar de existir modelos muy interesantes de una calidad al menos igual que sus equivalentes en réflex. El gran problema que veo a día de hoy, es el precio de sus objetivos de calidad, la duración de sus baterías -aunque ya está mejorando- y su escaso mercado de segunda mano (sin utilizar adaptadores).

Mi consejo es que no te agobies y elijas la cámara para viajar que elijas, estudia acerca de su funcionamiento para que en el momento que tengas que hacer una foto no dudes en cómo hacerla y pierdas ese instante que quizá nunca más se va a repetir. Haz cursos de fotografía, en internet tendrás muchos gratuitos, sigue un camino respecto a tu estilo de fotografía y edición y disfruta lo que haces. La fotografía de viajes es tan amplia que debes estar preparado para cualquier escena.

¡Buen viaje y buenas fotos!

Fotografía realizada con un 50mm, mi focal favorita. Israel Gutier

La elección de una cámara de objetivos intercambiables para mí es vital. es aquí entonces cuando entrarás en el apasionante mundo de los mejores objetivos para llevar en un viaje.

NOTA: Con cámaras aps-c y m4/3 podrás realizar unos trabajos igual de buenos que con una full frame, todo depende de la escena que captes y lo que transmita.

Listado de las mejores cámaras para viajar 2019

Muchas de las cámaras que se encuentran a continuación están descatalogadas y/o sustituídas por el siguiente modelo -a las marcas les encanta sacar algo nuevo todos los años para evolucionar, aunque a veces sea una involución y para generar consumo lógicamente-, pero la opción de comprar una cámara de segunda mano es excelente si tienes tiempo de buscar y comprobar el estado de la misma. Si prefieres el nuevo modelo, que lógicamente se le supone mejor al anterior, compra en una tienda de confianza.

Cámaras de fotografía de viaje de entrada:

Mirrorless:

– Olympus E-M10 MARK II – MARK III   390-410 gramos (Micro 4/3)  

– Panasonic Lumix  GX80  426 gramos (Micro 4/3)

– Fujifilm X-T100  448 gramos (aps-c)

– Sony A5100   283 gramos (aps-c)

Réflex:

– Nikon D3500   415 gramos (aps-c)

– Canon EOS 1300D   485 gramos (aps-c)

Cámaras de fotografía de viaje de gama media:

Mirrorless

– Sony A6000   344 gramos (aps-c)

– Olympus E-M5 Mark II   469 gramos (m 4/3)

– Fujifilm X-T30 383 gramos (aps-c)

– Sony A7II   556 gramos (full frame)

– Nikon Z6   675 gramos (full frame)

– Canon EOS RP   485 gramos (full frame)

Réflex

– Nikon 5600   465 gramos (aps-c)

– Canon EOS 77D    532 gramos (aps-c)

– Nikon D610   760 gramos (full frame)

– Canon EOS 6D   755 gramos (full frame)

Cámaras de fotografía de viaje de gama «alta»:

Mirrorless

– Fujifilm XT-2/3   507 gramos (aps-c)

– Olympus E-M1 Mark II   574 gramos (m4/3)

– Sony ALPHA 7 III   650 gramos (full frame)

Réflex

– Nikon D500   860 gramos (aps-c)

– Nikon D750  840 gramos (full frame)

– Canon EOS 6D   755gramos (full frame)

Nota: En realidad hay una gama más alta, o incluso dos, donde encontraríamos la Sony A7R III o la Nikon D850 por ejemplo, pero creemos que puede ser excesivo a no ser que busques algo más específico. Nosotros usamos en ocasiones estas últimas cámaras para ciertos trabajos, pero como ya digo, son situaciones especiales. Pedimos perdón a los usuarios de Pentax, nos gustan mucho sus cámaras, pero creemos que la competencia está más al día.

Fotografía hecha con una cámara réflex full frame. Laia López