¿CUÁLES SON LOS MEJORES OBJETIVOS PARA LLEVAR EN UN VIAJE?

Cuando preparas tu viaje y tras saber si vas a necesitar vacunas, visado, medicinas, la mochila que mejor se adaptará a tu tipo de viaje y esas cosas que se preparan cuando vas de vacaciones o inicias tu aventura viajera, llegas a la selección de tu equipo fotográfico. Vamos a hablar ahora de los mejores objetivos para llevar en un viaje. 

Como siempre que hay tantas opciones, elegir los objetivos que llevar con tu cámara en un viaje dependerá principalmente de tu tipo de fotografía y del viaje que vas a hacer.

¿Cuál es el objetivo ideal para viajes?

Si vas de vacaciones o de viaje con el objetivo principal de realizar fotografías sin importarte el peso, deberás llevar en tu mochila fotográfica todo el material fotográfico que vayas a necesitar para la realización de las fotografías que tienes en mente. Si por el contrario el peso y el espacio son un hándicap, deberás ser minucioso a la hora de elegir tu material.

Nos centraremos en esta última situación de viajar ligero y trataré de aconsejarte los objetivos que debes llevar en la mochila y también te diré los que llevo yo. Voy a hablar siempre de objetivos para una cámara full frame (aunque te pondré ejemplos para aps-c y mirrorless), recuerda que si tu cámara tiene un sensor más pequeño, aps-c, o bien m4/3, deberás amoldar la focal a estos sensores debido al factor de recorte, aunque recuerda, un 50mm siempre será un 50mm. Si no sabes de qué te hablo, echa un vistazo rápido a este artículo, ¿qué cámara de fotografía llevar en un viaje?

Como siempre que hay tantas opciones, decidir cuáles son los mejores objetivos para llevar en un viaje dependerá principalmente de tu tipo de fotografía y del viaje que vas a hacer.

Fotografía hecha con un 20mm en una cámara full frame

No hay un mejor objetivo para llevar en un viaje ya que depende de la fotografía que vas a realizar en el país al que viajas, aunque podríamos decir, sin lugar a dudas, que un objetivo todoterreno de calidad te sacará prácticamente de cualquier situación que debas resolver. Este objetivo no es otro, para mí, que el 24-70mm 2.8 de cualquiera de las marcas de fotografía actuales (o su homólogo en los formatos que no son full frame). Con esta focal, a parte de la calidad que tiene, podrás resolver tanto paisajes, street, social, retratos e incluso naturaleza y documental. Pero este objetivo es muy caro y pesado, por lo que voy a darte otras opciones, separándolas por la focal del objetivo, para explicarte en qué situaciones lo usarás y así podrás decidir qué objetivos te llevas de viaje contigo.

LOS MEJORES OBJETIVOS PARA VIAJE SEGÚN SU FOCAL

Nota: Siempre podremos encontrar zooms que tengan una focal que forme parte de varios tramos de esta clasificación, como por ejemplo un 28-200mm.

– Ojo de pez o gran angular.- Podrían ser los objetivos que van desde los 8mm hasta los 18mm.

Ideales para hacer paisaje, tomas creativas, interiores (si el objetivo es luminoso, tienes trípode o tu cámara gestiona bien el ruido a isos altos) e incluso social desde unas perspectivas distintas a las habituales. Date cuenta que tendrás un ángulo de visión muy amplio.

– Angular.- Su focal puede variar entre los 18mm y los 35mm, siendo esta última focal poco entendida en estos tiempos como angular puro.

Con los objetivos de esta focal podrás hacer paisaje, interiores, street, social e incluso retratos. ¡Atrévete a hacer retratos con un 24mm! 

– Estándar.- Objetivos con focal entre los 35mm y los 70mm.

Con esta focal podrás hacer prácticamente de todo ya que 35mm pueden servir perfectamente para hacer paisaje y con un 50mm podrás hacer unas panorámicas excelentes a una calidad asombrosa por el precio que tienen. Los retratos y las escenas sociales serán ideales con estas focales más amplias mientras que con las focales que se acercan a 70mm podrás hacer algún robado o animales que no estén muy lejos, por no hablar de excelentes retratos.

Fotografía realizada con un 35mm 1.8 en DX (aps-c)

– Teleobjetivo corto.- Objetivos entre 70mm y 200mm

Podrás hacer retratos, robados y social, pero ten en cuenta que tendrás que estar alejado para ello (lo bueno es que puedes evitar que salga tu sombra en la escena por ejemplo y quizá pases más desapercibido). Por otra parte, podrás hacer flora y fauna desde más lejos que con un 70mm.

Un uso que le puedes dar y a lo mejor no se te había ocurrido, será en fotografía urbana de edificios o bien en naturaleza, donde sacar detalles o bonitas composiciones «comprimiendo» los edificios o espacios naturales cuando tu posición respecto a la escena sea la correcta (en lo alto de un montaña respecto a otra que tengas enfrente, desde un piso alto para sacar un paisaje de edificios).

– Teleobjetivo largo.- Entre 200mm y 300mm.

Podrás hacer lo mismo que con el tele corto pero desde más distancia y fotografiar cualquier motivo lejano como animales peligrosos o huidizos, deportes o situaciones de acción que requieran mantener distancia (carreras, actuaciones culturales…). Un uso muy interesante que le puedes dar a un teleobjetivo es fotografiar la luna según sale detrás de una montaña, por ejemplo, de esta manera la luna parecerá más grande de lo normal y tendrás una imagen más llamativa.

Con los teleobjetivos, ya sean cortos o largos, debes saber que vas a tener que disparar a velocidades «altas» (como mínimo a la misma que sea la distancia focal) para evitar sacar motivos borrosos por la trepidación y por ello variar alguno de los otros parámetros de disparo (iso o diafragma, partiendo normalmente estos objetivos de una apertura o diafragma entre f4 y f5.6 – muy valorables por tanto, teleobjetivos con estabilizador si la propia cámara no tiene, o bien el uso de trípode)

– Superteleobjetivo.- Focales por encima de los 300mm

Entramos en el mundo de los bazookas donde el peso y el tamaño supone llevar una mochila o forma de transporte exclusivo para el objetivo. Por otra parte el precio sería el suficiente como para vivir una buena temporada en el sudeste asiático por ejemplo. Aquí el trípode sí o sí.

Truco: Si quieres tener un teleobjetivo en tu objetivo «normal» y ahorrar el espacio y el peso que supone llevar otros objetivos, puedes llevar un teleconversor que multiplique tu focal por 1.4 – 2, así si tienes un 85mm, podrías convertirlo en un 170mm a cambio de perder, esos sí, luminosidad e incluso calidad de imagen.

¿QUÉ OBJETIVO ES MEJOR PARA UN VIAJE? OBJETIVO FIJO O ZOOM TODOTERRENO

Si quieres ser funcional y práctico, los mejores objetivos para llevar en un viaje serían los zoom todoterreno. Estos son objetivos con un zoom que cubre una focal muy amplia, entre 24 ó 28mm y 105 ó 200mm con los que cubres muchas situaciones que se pueden dar en tu viaje (en aps-c sería por ejemplo un 18-200 ó un 17-50 y en m4/3 un 12-60 ó un 14-150).

De la misma manera no tendrás que cambiar de objetivo si la escena cambia, evitando que entre suciedad en el sensor, que se te caiga un objetivo al cambiarlo o incluso perder el momento que querías fotografiar.

Tienes que tener en cuenta que los objetivos zoom de calidad son caros y pesados, por lo que si en tu fotografía prima la calidad de la imagen y la funcionalidad del objetivo, deberás llevar un objetivo caro y pesado (como por ejemplo un 24-70mm 2.8 ó un 70-200mm 2.8); mientras que si puedes sacrificar un poco de calidad por usabilidad y ligereza, podrás llevar objetivos menos pesados y más baratos como un 24-85mm ó un 28-200mm. Si usas un sensor aps-c podrás elegir un 18-200mm con el que tendrás cubierta prácticamente cualquier escena, eso sí, la calidad de la imagen bajará notablemente (si quieres dar un salto de calidad, ve a por un 17-55mm 2.8 ó un 16-85mm).

Utilizar un zoom es lo más práctico, pero la calidad de un objetivo fijo no tiene rival por precio

Por otra parte, si quieres aunar estas dos características, calidad y ligereza a buen precio, deberás pensar en objetivos fijos, como por ejemplo 20mm, 24mm, 35mm, 50mm ó un 85mm, que podrás conjugar con grandes aperturas de diafragma (1.8). Más allá de estas focales, los objetivos fijos se vuelven caros. 

Ten en cuenta que si decides usar objetivos fijos, estarás limitado por el espacio y tendrás que moverte para conseguir el encuadre deseado y esto no siempre será posible, así que tienes que pensar la escena antes y saber situarte para obtenerla, eso sí, de esta manera aprenderás más rápidamente acerca de composición poniendo en práctica tus estudios previos sobre esta característica esencial de la fotografía.

Fotografía realizada con un objetivo 35-80mm en full frame, muy barato, ligero y te puede sacar de un apuro

Mi selección de objetivos de viaje

Para mí los mejores objetivos para llevar en un viaje son los que me ayudan a sacar adelante el trabajo con la mayor calidad posible. Pero principalmente uso objetivos fijos.

Yo viajo siempre con un 20mm 1.8 (también uso el 24mm 2.8 que es más ligero y económico) y un 50mm 1.4 (también un 50mm 1.8 más ligero y económico). Podemos decir que la variante entre paréntesis es una opción más barata y más ligera con la que obtendrás unas imágenes de calidad suficiente; recuerda que la foto depende principalmente del fotógrafo.

A no ser que vaya a hacer un trabajo específico, siempre viajo con objetivos fijos

¿He echado de menos un zoom o algo más de focal?

La verdad es que sí, porque he vivido situaciones donde un zoom todoterreno me hubiese evitado tener que cambiar el objetivo de mi cámara (cuando viajo sólo con una) para no perder un momento único y también ha habido situaciones que el 50mm se me quedaba muy corto para fotografiar la escena que tenía delante de mí.

En definitiva, a pesar de que si hubiese tenido un zoom todoterreno de calidad en algunas ocasione todo podría haber sido más fácil, para mi tipo de fotografía tengo suficiente con estos dos objetivos y con resultados extraordinarios. No los cambio por nada, y la opción entre paréntesis es muy ligera y barata con una calidad de imagen muy buena. Además, me gusta moverme y estar cerca de la gente y llegado el caso de tener un viaje donde sé que voy a necesitar más focal, cambio los objetivos que siempre llevo por aquéllos que vaya a necesitar.

Recuerda, lleva los objetivos acordes a tu tipo de fotografía, al destino al que vayas de viaje y sobre todo, disfruta de la fotografía.

¡Buen viaje y buenas fotos!